icono-documentoLa reforma supondrá cambios importantes en la manera de organizar la formación para las personas trabajadoras ocupadas y en situación de desempleo. En relación con la formación para desempleados, se pondrá en marcha el “cheque-formación” para que pueda ser el desempleado quien elija la entidad de la que recibe formación. Durante el año 2015 se podrá seguir impartiendo la formación continua mediante la modalidad a distancia. Será a partir de enero de 2016 cuando las modalidades permitidas serán presencial, “teleformación” o mixta (combinación de ambas)